domingo, 11 de septiembre de 2016

Vitoria no se fundo en 1181 (parte 4: problemas con el estilo de redacción del fuero).

Ya estamos de vuelta de vacaciones, la verdad es que no han estado nada mal. Este año nos hemos ido a dar un garbeo por la Cataluña septentrional, con un breve prólogo de un par de días recorriendo tierras oscenses.

Como no, hemos tenido tiempo de 'vaguear' y descansar, pero también de practicar eso que -cada vez más- me gusta llamar 'turismo de investigación', de modo que hemos aprovechado para conocer rincones de gran  belleza, rincones llenos de historia como San Pere de Rodes, La Seu de'Urgell, Ripoll, Cardona, Girona, etc., rincones notablemente distantes de Vitoria que sin embargo me han ayudado a aclarar algunos aspectos oscuros del urbanismo medieval de nuestra querida Gasteiz que ahora entiendo mejor.

Muchos de los lugares visitados han sido monasterios o sedes episcopales conocidas también por sus importantes bibliotecas y 'scriptoria' medievales, asunto éste que -no pude evitarlo a lo largo del viaje- me remitía una y otra vez a la cuestión del fuero de Vitoria de 1181, el cual al parecer, por la forma en que está escrito, tiene todas las trazas de haber sido redactado por un clérigo, o al menos por un escriba muy familiarizado con el ambiente de un scriptorium eclesiástico. Esto, por supuesto, no lo digo yo.

Claustro de Santa María de Ripoll, monasterio con una de los scriptoria más importantes de la Europa Medieval.

Como vengo comentado en los últimos post, la mayor o menor novedad de la hipótesis que vengo exponiendo en el blog acerca de que fuero de 1181 no es el de la fundación de Vitoria, no es únicamente resultado de la detenida reflexión que vengo realizado con motivo de mi tesis doctoral, en gran medida es también consecuencia de poner en común aquellas revelaciones hechas por otros investigadores. Pues bien, hoy voy a centrarme en las revelaciones de Ana María Barrero, una investigadora del CSIC especialista en Historia del Derecho, que ya en 1992 publicó un artículo bajo el título de 'Las redacciones navarras del Fuero de Logroño', el cual yo considero crucial para la historia de Gasteiz (te lo puedes descargar pinchando aquí si quieres).

Curiosamente, a pesar de la relevancia que dicho artículo tiene para Vitoria, nadie hasta ahora que yo sepa (!han pasado nada menos que 25 años desde que viera la luz!) se ha hecho eco de las graves pero muy razonables sospechas que en él arroja la citada investigadora, sospechas que atañen a la 'originalidad' de nuestro fuero de 1181. Sirva como ejemplo este breve extracto del artículo donde Ana María afirma: "resulta difícil no abrigar serias dudas respecto de la originalidad de este diploma, dudas que, como se verá más adelante, se ven confirmadas por las conclusiones resultantes del cotejo textual de estos fueros [se refiere con 'estos fueros' al resto de las redacciones navarras derivadas del Fuero de Logroño que son también objeto de su estudio]" .

Scriptorium eclesiástico

Dicho en síntesis, lo que la Barrero plantea en su artículo es que, si bien materialmente el documento del fuero que conservamos cabe en efecto considerarse auténtico del año 1181, no puede decirse lo mismo de su contenido, el cual tiene todo el aspecto de ser copia -habría que evaluar hasta que punto literal- de otro original más antiguo redactado con anterioridad a 1157 'posiblemente por un clérigo o escriba familiarizado con el ambiente de un scriptorium eclesiástico'.

Nótese cómo esa fecha anterior a 1157 a la que apunta el estudio de Ana María, cuadra a la perfección con aquella otra cita de la que se hacía eco Ernesto García Fernández -y de la que ya tratábamos en el anterior post (ver aquí)-, una cita que nos hablaba de un tenente que se reconocía como natural de Vitoria precisamente en ese mismo año de 1157, cuando supuestamente Vitoria aún no era Vitoria.

Creo que el hecho de que los indicios que ponen en cuestión la originalidad del fuero de 1181 procedan de tan distintas fuentes -e incluso de diversas disciplinas- refuerza nuestra hipótesis de que el citado fuero no fue el que dio origen a Victoria como tal; el fuero de 1181 es a mi juicio -y como el propio texto denuncia- el de 'Nova Victoria', es decir, el de la nueva puebla de Vitoria. Una nueva puebla que habría ido surgiendo en la ladera occidental de esa colina donde desde antiguo se asentaba Gasteiz (si bien como decimos, a esta última, en fecha anterior a 1157, ya se la conocería bajo la denominación de 'Victoria'): ¿apuntaría esta temprana adopción del nuevo nombre a una asimismo temprana concesión de un fuero anterior al de 1181 del que no tenemos constancia documental?

(seguiré con el tema en un futuro post -aunque no necesariamente en el siguiente-).

2 comentarios:

  1. Como te dije en unas anteriores comunicaciones, admirado Ismael García, eres el cerebro investigador de más altura a nivel planetario en el terreno de la historiografía relativa a V-G. Quedo ansiosamente a la espera de tu próximo post, al que espero hacer alguna muy modesta aportación.
    Gracias I. García.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joseph! Agradezco mucho tu comentario. Como siempre, esto me anima a escribir el siguiente post, el cual tengo ya medio listo desde hace meses. Desgraciadamente últimamente ando bastante liado intentando sacar la publicación de mi tesis...la buena noticia es que ya casi está!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...