martes, 25 de marzo de 2014

Vitoria, Gasteiz y el misterio de Santa Ana (V).

Pues como decíamos ayer.., el caso es que efectivamente pude constatar que el rastro de Santa Ana en Vitoria se podía seguir sin rebuscar demasiado a fondo. De nuevo tiré de la pista del cantón homónimo, pero en este casó busqué en las páginas del número 27 del Onomasticon Vaconiae, el primer libro de una serie dedicada por Euskaltzaindia a la toponimia del término municipal de Gasteiz, y que debemos a Henrike Knörr, Elena Martínez de Madina y sus colaboradores.

Hornacina en la Puerta del Carmen de Laguardia-Biasteri
En este caso, al buscar por la voz Santa Ana, localicé dos entradas. La primera se refería al cantón como tal; en ella se apuntaba cómo el nombre le fue adjudicado por el ayuntamiento en el año 1887. La segunda se refería al Portal de Santa Ana, y no por lo evidente de su relación con la anterior dejaba de tener interés. En efecto, parece obvio; como muchos de hecho ya sabréis, el cantón tomó su nombre de la denominación que desde tiempo inmemorial recibía uno de los portales de entrada al primitivo recinto amurallado situado en todo lo alto de la colina de Gasteiz, ese mismo que -ahora lo sabemos- data de finales del siglo XI o de principios del XII.

Al parecer tan sólo teníamos noticia escrita de la existencia de este portal desde el año 1633, no obstante, sería otro documento fechado en 1701 y conservado en el Archivo Histórico Provincial el que confirmaría claramente que este portal de Santa Ana se encontraba en efecto donde podíamos presuponer. En realidad, el citado registro únicamente trataba de describir la posición de una casa y su huerta...decía así:

“Otra casa con su huerta sita en la Villa de Suso de esta ziudad sobre el Portal de Santa Ana, confinante a la muralla de dicha villa cuia guerta alcanza a la callejuela y portal que baxan desde la dicha villa para la calle de la Cuchillería y Colexio Seminario"

Knörr y Martínez de Madina comentaban al respecto: "parece ser que al estar dedicada una de las vecindades de la calle Correría a Santa Ana y tener una hornacina en alguna de sus fachadas se le dio el nombre de Santa Ana al portal situado en la confluencia de dicha calle con el actual Cantón de las Carnicerías". Nótese sin embargo cómo los investigadores cometían un pequeño error al relacionar este portal con una de las vecindades de la Correría, pues claramente en la anterior cita de 1701 se nos habla de la Calle Cuchillería que está situada justo en el lado opuesto de la colina. 

Ahora bien, la idea de la hornacina me pareció bastante sugerente...¿quizá hubiera una de éstas justo encima del arco del desaparecido portal?,¿una ocupada por la imagen de Santa Ana? Después de todo, como bien puede comprobarse en múltiples localidades amuralladas (en Laguardia sin ir más lejos tenemos alguno de los mejores ejemplos) son numerosas las vírgenes, las santas y los santos que aún ocupan estos lugares preeminentes. La creencia popular confiaba que de algún modo estas figuras sagradas constituían un refuerzo sobrenatural a las propias murallas...¿habría alguna razón particular para que un portal dedicado a Santa Ana estuviera precisamente allí? Ya veríamos...

En cualquier caso, el error de Knörr y Martínez Madina sólo lo era a medias ya que ciertamente una de las vecindades de la Correría estaba y está dedicada a nuestra misteriosa patrona... en fin, poco a poco, fui comprobando cómo Santa Ana se encontraba en realidad omnipresente a lo largo y ancho de la vieja Gasteiz....

(sigue aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...